El café es una de las bebidas consumidas a nivel mundial, y recientemente unos estudios científicos descubrieron que tiene un impacto a favor de la salud del ser humano. Entre los beneficios más impactantes que tiene el café sobre las personas, se pueden mencionar la reducción en el riesgo al padecimiento de demencia, de Alzheimer, mal de Parkinson, Gota, Diabetes, entre otras cosas más. De igual manera, esta bebida funciona como analgésico, estimulante y ayuda a mejorar el rendimiento cognitivo, aumentando la capacidad de memoria a corto plazo y el coeficiente intelectual.

En Perú, el café es el rubro agrícola más exportado, al igual que los espárragos, representando un 5% del total de las exportaciones peruanas.

Perú cuenta con aproximadamente 388 distritos donde se realiza el cultivo de café, los cuales son ocupados por 150 mil productores peruanos, poseyendo un espacio entre 330 a 450 mil hectáreas aptas para la producción del rubro.

A quienes desean saber un poco más del café, de su historia y de cómo llegó a Latinoamérica, especialmente a Perú, les podemos informar que todo comenzó cuando Francisco Serio abrió su primer local enfocado hacia la venta en la calle Santo Domingo, Lima, en el año 1771. Luego no fue hasta el año 1850 que los europeos empezaron a introducir otros productos, como el tabaco, la caña de azúcar y el cacao. A finales del siglo XX, Perú no sólo se caracterizó como principal exportador de café por su producción, sino también por la calidad del café, obteniendo una gran fama a nivel internacional.

Actualmente, Perú se posiciona en el octavo puesto entre los países a nivel mundial con la mayor producción del café en grano. En el 2008, se registró una producción de 677 toneladas café, según la información dada por la Organización de Agricultura y Alimentación de la ONU.